CIRCUNCISIÓN EN NIÑOS

Al nacer, los niños tienen piel que cubre por completo o casi por completo el extremo del pene. La circuncisión elimina parte del prepucio, de modo que el glande (cabeza del pene) y la abertura de la uretra a través de la cual el bebé orina (meato uretral) se exponen. La principal indicación de la circuncisión es la fimosis (incapacidad para retraer el prepucio y descubrir el glande).

La circuncisión se realiza a cualquier edad; Los recién nacidos tienen una recuperación más rápida y se puede hacer a los pocos días de vida con anestesia local. La circuncisión es una cirugía ambulatoria que las complicaciones son infrecuentes. Tiene una recuperación que va desde los 7 días hasta semanas. 

¿Qué es la Circuncisión? 

Es el procedimiento en el que se remueve la piel que recubre el glande (prepucio) o también llamada cabeza del pene. Es el procedimiento que se realiza con mayor frecuencia en pacientes pediátricos. 

¿Cómo sé que a mi hijo hay que realizarle la circuncisión? Las indicaciones para realizar la circuncisión son: 

Fimosis. Es la estrechez del prepucio que no permite retraerlo para descubrir el glande, que puede llevar a la acumulación de esmegma y retención de orina dependiendo el grado de estrechez. 

Prepucio Fibrótico. Aquel prepucio que no permite retraer adecuadamente, está asociado a movimientos o ejercicios bruscos y fuertes para poder descubrir el glande (frecuente en lactantes y adolescentes). 

Parafimosis. Ocurre cuando el prepucio se ha retraído detrás del glande y no puede ser retornado a su posición normal (es una urgencia quirúrgica). 

Balanitis (inflamación del glande) o postitis (inflamación del prepucio) a repetición. Está asociado acumulación de esmegma por debajo del prepucio, por falta de una higiene adecuada. 

Infecciones de vías urinarias a repeticiones. 

¿Cuándo es el mejor momento para realizarle la circuncisión a mi hijo? 

La circuncisión se puede realizar a cualquier edad. En edad neonatal tiene una ventaja sobre los niños más grandes porque tiene una recuperación más rápida y se puede realizar con anestesia local y evitar anestesia general. Estudios recomiendan realizar la circuncisión entre los 3 años y 10 años de vida porque la mayoría de los niños nacen con fimosis fisiológica (adherencia balano prepuciales) que a los 3 años un 90 % de estas adherencias se ha liberado. 

¿Cuáles son los beneficios de la circuncisión? 

Mejor higiene. La circuncisión hace que sea más simple lavar el pene evitando infecciones como balanitis y postitis. Sin embargo, a los niños con pene no circuncidado se les puede enseñar a lavarse con regularidad.

Menor riesgo de padecer infecciones urinarias. El riesgo de infecciones urinarias en hombres es bajo; sin embargo, estas infecciones son más frecuentes en los hombres que no se han realizado la circuncisión. 

Menor riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual. Estudios han demostrado que la tasa de infecciones de transmisión sexual es mas baja en pacientes que se han realizado circuncisión. 

Menor riesgo de padecer cáncer de pene. Si bien el cáncer de pene es poco frecuente, estudios han demostrado que es menos común en los hombres que se han realizado la circuncisión. 

¿Es dolorosa la circuncisión? 

El dolor tras la circuncisión es mínimo, sobre todo cuando se trata con buenos analgésicos. Actualmente hay muchos medicamentos analgésicos seguros para niños que pueden utilizarse para evitar las molestias de la circuncisión. 

¿Cuáles son los métodos utilizados para realizar la circuncisión en niños? 

En recién nacidos se puede realizar con anestesia local (se inyecta medicamento anestésico en la base del pene) se bloquea para que no sienta dolor, de esta forma se evita utilizar anestesia general. Se pueden realizar de distintas formas, utilizando aparatos como la pinza Gomco, la pinza Mogen y el plastibell. 

Ya en niños mayores es necesario utilizar anestesia general y técnicas manuales. 

¿Qué esperar durante la cirugía? 

Para la circuncisión en recién nacidos, se le colocará un supositorio analgésico para evitar el dolor, el bebé estará acostado boca arriba, sujeto sobre un aparato para inmovilizarlo, después de limpiar el pene y el área de alrededor, se inyectará anestesia en la base del pene. Se colocará una pinza especial o un anillo de plástico en el pene, y se retirará el prepucio. Después, se recubrirá el

pene con un ungüento, como un antibiótico tópico o vaselina, y se lo envolverá de manera holgada con gasa. El procedimiento, por lo general, lleva unos 15 a 20 minutos. 

En niños más grande se le coloca un supositorio analgésico o inyectado por las venas para evitar el dolor, se colocará boca arriba, donde se le dará anestesia general, se procederá a inyectar anestésico local en la base del pene, se utilizará una pinza y se retirará el prepucio, se sutura con hilo absorbible, luego se cubre el pene con ungüento, se envuelve con gasas y un vendaje para disminuir el edema (hinchazón) y evitar sangrado. 

¿Cuáles son los riesgos que pueden presentarse durante y después de la cirugía? 

La circuncisión se considera un procedimiento seguro con riesgos mínimos en <1 %. En casos infrecuentes, las complicaciones pueden ser: 

Infección. Es poco frecuente, la mayoría de las infecciones relacionadas con la circuncisión son prácticamente leves y de fácil tratamiento con antibióticos. Los indicadores de infección incluyen enrojecimiento en aumento, pus, dolor e hinchazón alrededor de la incisión o fiebre. 

Sangrado en la zona. Es más probable cuando el niño padece un trastorno hemorrágico. Por eso es importante informar al médico sobre cualquier antecedente familiar de problemas de coagulación. En la mayoría de los casos, el sangrado se detiene solo y rara vez se necesitan puntos de sutura. 

Riesgos asociados con la anestesia. La anestesia local es muy segura. En casos infrecuentes, puede producir complicaciones en niños (como ritmo cardíaco irregular, problemas respiratorios y reacciones alérgicas a los medicamentos). Estas complicaciones no son frecuentes y en general se manifiestan en pacientes con otros problemas médicos. 

Extracción incompleta del prepucio. Puede quedar un gran excedente de piel, se hace menos evidente a medida que el niño crece. En

ocasiones, si el excedente de piel es irregular, puede requerirse otra cirugía para corregirlo. 

Lesión del glande. Es infrecuente. Puede lesionarse el glande durante la  circuncisión y el meato uretral. Sin embargo, las precauciones que los  cirujanos tomamos casi siempre son suficientes para evitar que esto  suceda. 

¿Cuánto tiempo dura para recuperarse luego de la cirugía? 

Por lo general, la cicatrización del pene lleva entre 7 y 10 días. Se puede sentir dolor en la punta del pene al principio, y el pene puede enrojecerse, hincharse o presentar moretones o costras, también podría observar una pequeña cantidad de líquido amarillento en el glande que es parte del proceso de cicatrización. Si se realiza con hilo absorbible, este hilo tiende a caerse solo a las 3 o 4 semanas posterior a la cirugía. 

¿Cómo cuidar a mi hijo luego de la circuncisión? 

Se debe lavar el pene 2 veces al día, lo recomendable es que sea con agua tibia para ayudar con la inflamación (hinchazón), luego aplicar una pequeña cantidad de crema en el glande y en los puntos o vaselina en el glande para evitar que se pegue en el pañal o de la ropa interior. Se debe cambiar a menudo el pañal de tu bebé y asegúrese de que no esté muy ajustado. En niños más grandes, deben usar ropa holgada para disminuir las molestias hasta adaptarse y evitar juegos en bicicletas o triciclos por lo menos 4 semanas luego de la cirugía. Una vez que el pene se cicatrice, debe lavarlo con agua y jabón durante el baño diario. 

¿Cuándo llamar de emergencia a mi doctor? 

Comuníquese con el médico en las siguientes circunstancias: ➢ El niño no orina dentro de las 12 horas después de la cirugía. ➢ Hay sangrado persistente. 

➢ Se observa drenaje de secreción con mal olor del glande. ➢ Fiebre.

¿Qué sucede si decido no circuncidar a mi hijo? 

Los hombres no circuncidados se relacionan con mayor frecuencia de infecciones de vías urinarias y de transmisión sexual, por lo tanto, si decide no circuncidar a su bebé, debe prestar especial atención a la limpieza del pene, para evitar estas complicaciones. 

A medida que su hijo crece, enséñele a higienizarse debajo del prepucio llevándolo suavemente hacia atrás hasta descubrir el glande (no de manera brusca), lave el glande y el interior del prepucio con agua tibia, y luego llévelo nuevamente el prepucio hacia adelante para cubrir el glande. 

Es comprensible sentirse algo preocupado mientras se le realiza una cirugía a su hijo. De todos modos, es útil saber que en la mayoría de los casos la circuncisión es una cirugía habitual y las complicaciones son infrecuentes. Un niño circuncidado suele sanar sin dificultades, ni problemas de salud.

Por Dr. Erick V. Féliz Pérez 
Cirujano Pediatrico

Noticias Relacionadas

Niños

Niños de 6 años dudan que las niñas se puedan convertir en ingenieras informáticas

Al empezar Primaria, los niños de 6 años desarrollan la idea de que la niñas están me...

General

“Por ti, Para ti” la nueva propuesta de Farmacias Los Hidalgos

.- Comprometidos con la innovación continua a favor de que los dominicanos vivan una exp...

Niños

La dermatitis atópica puede afectar la calidad de vida de niños y adolescentes en múltiples aspectos

 El manejo crónico y constante de la Dermatitis Atópica  (DA) moderada a grav...

Niños

Día Mundial de los Niños

Las Naciones Unidas celebra el día Mundial de los niños cada 20 de noviembre,...