Diferencias entre Depresión postparto y el síndrome Baby blues

Muchas veces se suele confundir el síndrome Baby blues con una depresión postparto. Son alteraciones que presentan síntomas similares, pero su gravedad es muy diferente. El Baby blues es un trastorno leve, transitorio que no necesita tratamiento. Sin embargo, la depresión postparto es más grave y requiere tratamiento especializado. Saber diferenciarlos es importante para poder actuar adecuadamente ante uno u otro.

El síndrome del Baby blues o tristeza postparto es una alteración emocional que conlleva sentimientos de tristeza, irritabilidad, frecuentes ganas de llorar, angustia y cambios de humor.

La depresión postparto es un estado depresivo que se caracteriza por irritabilidad y ansiedad, alteraciones del apetito, sentimientos de culpabilidad, falta de concentración, incapacidad para disfrutar, alteraciones del sueño y del apetito y retraimiento. Además, puede presentar otros síntomas como sentimientos negativos hacia el bebé, incapacidad de cuidar de sí misma o del bebé y preocupación exagerada por el bebé o falta de interés hacia él. Así pues, ambos síndromes coinciden en que presentan sentimientos de tristeza, angusta e irritabilidad, pero tienen muchas diferencias. Diferencias entre la depresión postparto y el Baby Blues 1.- La depresión postparto es un trastorno grave del estado de ánimo, mientras que el Baby blues es una alteración leve. Por tanto, la intensidad de los síntomas de la depresión postparto es mayor que la de los síntomas del Baby blues. 2.- El Baby blues aparece durante la primera semana tras el parto, generalmente. Sin embargo, la depresión postparto puede iniciarse en cualquier momento durante el primer año después del parto.

EN CIFRAS

3.- El Baby blues afecta a un 80% de las madres, aproximadamente, mientras que la depresión postparto aparece en alrededor de un 15% de las madres. Por tanto, el Baby blues es mucho más frecuente que la depresión postparto. 4.- El Baby blues tiene una duración de unos 15 días, a diferencia de la depresión postparto, que puede durar hasta un año. 5.- El Baby blues no interfiere con las tareas diarias de la madre. La depresión postparto sí puede interferir con las actividades de la vida diaria de la madre e incapacitarla para llevar a cabo algunas de ellas. 6.- El Baby blues no entraña ningún riesgo para la salud de la madre o del bebé. La depresión postparto sí puede llegar a ponerles en peligro en algunos casos porque puede hacer que la madre sea incapaz de cuidar de sí misma o del bebé. 7.- El Baby blues remite por sí solo. Sin embargo, la depresión postparto requiere de ayuda psicológica especializada.

Noticias Relacionadas

Notipasos

¿Qué me ha aportado la cuarentena en mi rol de padre?

Para muchos el poder desempeñar su rol de padres está condicionado por el estilo de vid...

Embarazo

¿Por qué se producen estrías en el embarazo?

Para muchas madres primerizas, una de las preocupaciones más grandes en cuanto a su apar...

Embarazo

Beneficios del ejercicio durante el embarazo

Uno de los temas más controversiales durante el embarazo es,  si hacer o no ejercicio. ...

Embarazo

La importancia de la consulta preconcepcional

Ser padres contribuye a la unión y felicidad de la pareja, por tanto es importante estar...