Recomendaciones de vacunación antes, durante y después del embarazo

Durante esta semana recien finalizada, las autoridades dominicanas realizaron un llamado a todas las embarazadas a que asistán a inocularse con las vacunas contra el coronavirus que estan siendo aplicadas en el país.

El Ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, pidió a las embarazadas que esten en el segundo o tercer trimestre de gestación.

Rivera dijo que se llegó a un consenso para permitir que las embarazadas puedan inocularse contra el virus.

En el país se están aplicando las vacunas de AstraZeneca y la china Sinovac a la población mayor de 18 años. Desde este fin de semana se está aplicando el primer lote de la farmacéutica estadounidense Pfizer con el que se inició la vacunación de adolescentes desde los 12 años.

El Ministerio de Salud Pública realizó la exhortación, luego de concertar con la Sociedad Dominicana de Ginecología y obstetricia, por lo que invito a las embrazadas a que acudan a los centros de vacunación a inocularse con los biológicos disponibles en el país y en los próximos días podrán aprovechar la vacuna de Pfizer.

“No vamos a bajar la guardia, nos interesa que también las embazadas además de vacunarse lleven al pie de la letra las demás medias de prevención para cuidar su salud y la del bebe como forma de bajar los indicadores de mortalidad materna infantil” dijo Rivera.

Existe "evidencia reciente" que el embarazado aumenta el riesgo de complicaciones, principalmente si la mujer posee otras enfermedades crónicas como obesidad, diabetes, cardiopatías, u otras.

A continuación citamos las recomendaciones de vacunación antes, durante y despues del embarazo
 
Visto que la evidencia científica es clara con respecto a la necesidad de inmunizar a la población en general y a las mujeres antes, durante y después del embarazo en particular.
 
Tomando en cuenta la grave situación que vive nuestra región con respecto a contagios, casos graves y muertes, en la población general y en las embarazadas en particular, lo que ha incrementado la mortalidad materna por esta causa en el presente año 2021 y que requiere acciones profesionales urgentes por parte de los obstetras y ginecologos.
 
Considerando la reciente discusión del Comité de ética y profesionalismo de la FIGO a propósito de esta temática a nivel global.
 
Proponemos que:
1.      Los y las ginecotocólogos debemos recomendar la vacuna COVID-19 a pacientes embarazadas, pacientes que planean quedar embarazadas y pacientes que están amamantando o planean amamantar.
2.      Además, debemos preguntarles a las pacientes que piensan de la vacunación y si existieran dudas o cuestionamientos acerca de la seguridad de la vacuna, (por ejemplo, por creencias negacionistas y/o religiosas), En estos casos tenemos la obligación de tomar la iniciativa e informar asertiva y explícitamente de la seguridad de la vacunación.
3.      Debemos informar que en el contexto de la situación epidemiológica nacional, el riesgo de enfermedad grave y muerte es mucho más importante a la hora de los cuidados de la salud, que cualquier riesgo hipotético y/o teórico de la vacuna.
4.      Los especialistas debemos empoderar a las pacientes y la comunidad para que tomen decisiones informadas acerca de:
a.      El COVID 19 es una enfermedad que puede ser grave y puede poner en peligro la vida con mayor incidencia en las mujeres embarazadas que en pacientes no embarazadas.
b.      Se ha demostrado que la vacunación reduce el riesgo de infección y, con él, de enfermedad grave y muerte.
c.      Existe una incidencia muy baja de complicaciones derivadas de la vacunación, que además son  transitorias y tratables.
d.      No hay evidencia de riesgo de la vacunación para el feto y recién nacido en ninguna de las vacunas disponibles hasta el momento.
5.      El ginecotocólogo tiene la responsabilidad profesional de recomendar la vacuna COVID-19. El solo ofrecer la vacuna y no recomendarla, no es aceptable, y por lo tanto, dada la grave situación actual, creemos que es éticamente cuestionable
 

El riesgo general de la COVID-19 para las mujeres embarazadas es bajo

El embarazo aumenta el riesgo de enfermedades graves y de muerte con la COVID-19, por lo que las mujeres embarazadas que tienen la COVID-19 parecen tener más probabilidad de desarrollar complicaciones respiratorias que requieran cuidado intensivo que las mujeres que no están embarazadas, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. También es más probable que las mujeres embarazadas necesiten usar un respirador.

Investigaciones sugieren que las mujeres embarazadas que tienen la COVID-19 también tienen más probabiidad de tener un parto prematuro y una cesárea, y que es más probable que sus bebés necesiten ser internados en la unidad neonatal.

Si estas embarazada y sientes síntomas de COVID-19 Comunícate de inmediato con tu profesional de salud o si has estado expuesta a alguien que tenga la COVID-19.

Recuerda que el cuidado se mantiene, lávate las manos con frecuencia, o usa un desinfectante para manos con base de alcohol que contenga al menos 60% de alcohol.

Concéntrate en cuidarte a ti misma y a tu bebé.

Busca en los sitios webs gubernamentales donde están ubicados los centros de vacunación y vacunate, por ti, por tu bebé, por todos.

Por: Cristina Piantini


 

Noticias Relacionadas

Embarazo

¿Estas en la dulce espera? Entonces debes leer este articulo sobre los riesgos del uso de acetaminofén durante el embarazo

El paracetamol (o acetaminofén) solo debería emplearse en el embarazo po...

Embarazo

¿Cómo y cuándo retomar la carrera tras el parto?

Preguntas como ¿Puedo practicar running durante el embarazo? ¿Cuándo puedo volver a co...

Embarazo

¿Cuales vacunas son recomendadas durante el embarazo?

La inclusión de las gestantes en la Campaña Nacional de Vacunación contra la COVID-19&...

Embarazo

Semana Mundial de “Lactancia Materna 2021”

Desde ayer domingo se dio inicio a la “Semana Mundial de Lactancia Materna 2021” que...